top of page

¿SE PUEDE ROMPER LA PERMANENCIA CON UNA COMPAÑÍA SIN PAGAR PENALIZACIÓN?

La mayoría de compañías establecen, en sus diferentes ofertas, unos tiempos de permanencia que debes cumplir siendo cliente de la misma al contratar el servicio de internet para tu vivienda. Es importante que te fijes bien en este detalle, puesto que no todas las compañías establecen los mismos tiempos de permanencia, así como las penalizaciones tampoco son las mismas.

Lo primero que tienes que saber como cliente de una compañía, es que cuando firmas un tiempo de permanencia en el contrato, no puedes romperlo, y si lo haces, tendrás que darle una compensación económica a la compañía con la que tengas contratado estos servicios.

Aunque como toda regla, ésta también cuenta con excepciones, y debes conocerlas para saber cuándo estás en tu derecho de romper este contrato sin tener que abonar una indemnización.

¿Cuándo puedo romper el contrato de permanencia sin pagar las penalizaciones?


Lo primero que debes saber y tener en cuenta si eres de los que acostumbra a ir cambiando de compañías, es que hoy en día existen múltiples compañías que ofrecen unas buenas tarifas de internet y muy competentes sin ningún tipo de permanencia sujeto a ellas. Además, también debes saber que, cuando te propones contratar internet en tu vivienda, es muy útil utilizar algún comparador de fibra y móvil, puesto que en ellos verás reflejado cuáles son las mejores tarifas de las que puedes disponer en ese momento, además de los tiempos de permanencia de cada una de ellas - si los tienen - y cuáles son las penalizaciones por incumplirlos. Al tener esto presente cuando contratas un servicio de internet, lo más seguro es que te ahorres problemas futuros.

Aún así, como se ha mencionado anteriormente, hay ocasiones en las que puedes y tienes todo el derecho de romper con este contrato de permanencia e irte de rositas de cualquier compañía. Esto se debe a que este contrato es vinculante para ambas partes, es decir, igual que los usuarios deben cumplir con una serie de obligaciones al contratar este servicio, las compañías también tienen que cumplir con otras, y en caso de no hacerlo, puedes romper la permanencia que une a ambas partes e irte a otra compañía.

Casos en los que estás en el derecho de romper el contrato de permanencia:

  1. Si tu compañía ha realizado cambios en la tarifa que contrataste, que si bien éstas pueden hacerlo, los usuarios también pueden marcharse al no estar conformes con dichos cambios.

  2. Si tu compañía telefónica ha modificado las condiciones contractuales, en primer lugar, debe haberte avisado con un mes de antelación antes de que dichas condiciones se hagan efectivas, y una vez estás notificado como usuario, puedes tomar la decisión de quedarte o irte, en este último caso, no pagarías la penalización.

  3. Si tu compañía te está ofreciendo un servicio que funciona de manera deficiente, el usuario puede irse de la compañía sin pagar penalización porque es la compañía quien no está cumpliendo con lo prometido por contrato, y además, el usuario puede solicitar que ésta le de una indemnización por los daños y perjuicios que este mal servicio le haya podido ocasionar.

Es importante que sepas que, tanto el punto número uno como el dos de los previamente mencionados, vienen recogidos en el artículo 9 del Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo, por el cual se aprueba la carta de derechos del usuario de los servicios de comunicaciones electrónicos, donde establece lo siguiente:

“1. Los contratos de servicios de comunicaciones electrónicas sólo podrán ser modificados por los motivos válidos expresamente previstos en el contrato.

2. El usuario final tendrá derecho a resolver anticipadamente y sin penalización alguna el contrato en los supuestos previstos en el apartado anterior.

3. Los operadores deberán notificar al usuario final las modificaciones contractuales con una antelación mínima de un mes, informando expresamente en la notificación de su derecho a resolver anticipadamente el contrato sin penalización alguna”.

En definitiva, lo mejor y más útil es mirar con detenimiento las distintas ofertas de internet y móvil disponibles en el mercado, mirar las condiciones de cada una de ellas sin precipitarse a contratar lo primero que se ve, y a partir de ahí, contratar aquello que sea crea más conveniente para cada situación, solo de esta manera tendrás mucha más probabilidad de evitar este tipo de problemas en un futuro.

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page